La prescripción adquisitiva extraordinaria de dominio

La buena fe como elemento de probidad, en la prescripción adquisitiva extraordinaria, se presume del poseedor irregular.