La confesión por el apoderado judicial

Es inherente al mandato especial. Por virtud del apoderamiento el abogado puede confesar hechos su representado en la demanda o en la contestación, según sea el caso.